INGREDIENTES:

✨ 1 mango maduro
✨ 500 gr de queso quark
✨ 5 hojas de gelatina neutra
✨ 100 gr de harina de almendra
✨ 50 gr de mantequilla ecológica
✨ 50 gr de aceite de coco
✨ Canela
✨ 1 limón
✨ Edulcorante saludable
✨ 100 ml de leche de arroz
✨ Una pizca de sal

ELABORACIÓN:

Troceamos el mango en dados pequeños y cubrimos el fondo de un molde de silicona (y reservamos una pequeña cantidad). En 200 ml de leche de arroz, disolvemos 5 hojas de gelatina (en microondas). Batimos el mango sobrante junto a 100 ml de la mezcla anterior e incorporamos al molde para rellenar los huecos entre la fruta troceada. Lo introducimos al congelador.

Mientras tanto, volcamos los 500 gramos de queso quark, la ralladura de medio limón y una cucharadita de zumo (al gusto, dependiendo de la acidez del limón). Batimos muy bien hasta que la textura quede cremosa y añadimos antes un poquito de edulcorante saludable ( ya sabéis que nosotros usamos sucralosa o stevia). Añadimos el resto del agua o leche con la gelatina y mezclamos muy bien.

Transcurridos 15-20 minutos sacamos el molde del congelador e incorporamos esta mezcla. Se vuelve a introducir en el congelador.

En otro bol, derretimos la mantequilla con el aceite de coco, una pizca de sal, 3 cucharadas de canela y edulcorante al gusto junto con la harina de almendra. Mezclamos muy bien y tras otros 15-20 minutos añadimos está última mezcla a nuestro molde. Dejar enfriar unos 45 minutos para que se compacte bien y listo!!

RECOMENDACIÓN:

En nuestra receta, hemos utilizado bebida vegetal de arroz, pero es opcional Si no os gusta su sabor, siempre podéis sustituirla por agua

Y recordaros que si seguís alguno de nuestros planes nutricionales, tendréis acceso a muchísimas recetas en exclusiva para vosotr@s de Nutrilovers Chef