NUTRILOVERS CHEF Receta de TARTA DE REMOLACHA: Una tarta que te seducirá por su sabor y que si la preparas un día antes de comerla, quedará aún más deliciosa

INGREDIENTES

  • 150 gr de remolacha
  • Zumo de medio limón
  • 2 huevos ecológicos
  • Sucralosa para endulzar
  • 2 cucharadas de cacao puro en polvo
  • 150 gr de harina integral de espelta ecológica
  • 125 ml de cualquier bebida vegetal
  • ½ cucharada de bicarbonato
  • ½ cucharada de levadura de repostería
  • 100 gr de chocolate negro
  • 1 cucharada de aceite de coco
  • Sal marina sin refinar
  • Coco rallado para decorar

ELABORACIÓN

En una batidora con potencia, pon la remolacha cruda, limpia, pelada o cocida ya, el zumo de limón, los huevos, la sucralosa, una pizca de sal y las cucharadas de cacao. Batir hasta conseguir una mezcla homogénea y sin trozos visibles de remolacha.

Mezclar la bebida vegetal, nosotros hemos elegido una de coco por su sabor dulzón (pero podéis elegir la de arroz, la de almendra o cualquier otra que os guste) con el bicarbonato y la levadura. Reservar

Precalienta el horno a 180º C y prepara el molde engrasándolo con aceite de oliva o cubriéndolo con papel de hornear.

Verter la masa de la batidora en un bol y añadir poco a poco la harina de espelta tamizada. Remover por si quedan grumos…

Incorporar a la preparación la mezcla de la bebida vegetal y batir de nuevo. Cuando esté todo bien integrado, echarlo en el molde, repartirlo bien y hornear durante 30 minutos, o hasta que al pinchar el centro de la tarta con un palillo salga limpio.

Sácalo del horno y deja que enfríe… Cuando esté tibio, desmoldarlo con cuidado para que no se rompa y dejarlo un rato más encima de una rejilla. Una vez frío, es momento de cortarlo por la mitad para rellenarlo de chocolate (Mmmmm!) que deberás fundir al baño María junto a un poco de aceite de coco. Taparlo y repartir el chocolate sobrante por encima a modo de cobertura. Bon apettit!!

RECOMENDACIÓN

Nosotros preferimos hacer la cobertura con el cacao puro en polvo y el aceite de coco, porque una vez se enfríe y endurece, hace que la tarta se mantenga más solida y con un aspecto muy brillante. Pero si no os convence, podéis hacer el relleno al gusto, con mermelada casera de fresa o albaricoque, por ejemplo.

Y recordaros que seguís alguno de nuestros planes nutricionales, tendréis acceso a muchísimas recetas en exclusiva para vosotr@s de NutriLovers Chef