Receta de MUFFINS DE ARÁNDANOS CON FROSTING DE QUARK: versión healthy de las magdalenas de toda la vida con pequeños ajustes más saludables, atrévete a probarlos.

INGREDIENTES

  • 120g de Harina de avena
  • 50g de Harina de almendra
  • Gasificante (Bicarbonato)
  • 3 Huevos
  • 25g de Mantequilla ecológica
  • 50g de Miel pura artesana “Altos del Castillo”
  • 25g de Aceite de coco
  • Canela
  • Queso Quark
  • Ralladura de limon
  • Sucralosa

ELABORACIÓN

En un bol derretimos la mantequilla y el aceite de coco junto con la miel, con cuidado de que no esté muy caliente la mezcla, le añadimos los huevos junto con la canela y lo mezclamos todo muy bien. Una vez lo tengamos le añadimos la avena, la almendra y el gasificante y lo mezclamos todo a conciencia. Si la textura que conseguimos es demasiado espesa le podemos ir incorporando una leche vegetal hasta conseguir la textura deseada ( nosotros recomendamos la leche de arroz o de coco por su sabor dulce)

Precalentamos el horno a 180g sin ventilador.

Tendremos preparados nuestros moldes para muffins previamente pintados con aceite o mantequilla. Repartimos la mezcla entre ellos hasta cubrir la mitad y en ese punto añadimos unos cuantos arándanos, el resto los repartiremos por encima. Los introducimos al horno durante 10-15 minutos. Recordad que dependerá de cada horno y de vuestro gusto el punto final de dorado de los muffins y tened en cuenta la técnica del palillo para aseguraros la textura. Es importante que los dejéis enfriar antes de desmoldar.

El frosting a base de Quark es muy sencillo de realizar, simplemente le añadimos el zumo de un limón y su ralladura a 400g de queso Quark junto con un poco de sucralosa al gusto y lo mezclamos todo muy bien para conseguir una textura cremosa, es facilísimo.

Muffing de arandano